Ferroviarios españoles critican la gestión en trenes y resisten el proceso de privatización
El sindicato ferroviario Unión General de Trabajadores (UGT) valoró positivamente que, después de una larga espera, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) del país europeo se decidiese a dar un primer paso en la mejora de la accesibilidad de la estación de ferrocarril de Monforte. Para el gremio, sin embargo, cuestionó que la inversión destinada por el organismo a esas obras no está a la altura del tránsito de viajeros de las instalaciones.

 


 El proyecto, al parecer, se limitará a la elevación del nivel del segundo andén y de una parte del primero. Por otra parte, trabajadores de la empresa pública Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe) se manifestaron en contra del proceso de privatización del sector que impulsa el Gobierno español. 

 

“Con el dinero que se ahorraron por la diferencia entre el presupuesto estimado y el de licitación podrían poner un ascensor entre el primer y el segundo andén, para facilitar el acceso a las personas que tienen algún tipo de problema de movilidad”, señaló el sindicato ferroviario UGT al cuestionar el criterio que usó el Adif española en sus inversiones ferroviarias.


Las críticas del gremio se deben a que la diferencia entre el presupuesto estimado para la ejecución de las obras y la oferta de la empresa que obtuvo la adjudicación ronda los 160.000 euros. Esa cantidad no repercutirá, sin embargo, en la mejora de las actuaciones inicialmente previstas en los dos andenes.


UGT detalla que la estación de ferrocarril de Monforte tiene alrededor de diez circulaciones que se estacionan regularmente en el segundo andén. El ascensor que reclaman para comunicarlo con la entrada principal ya funciona, según destaca el sindicato, “en otras estaciones con menor número de viajeros y de circulaciones”.


El Adif incluyó la instalación de dos de esos ascensores para comunicar las diferentes vías en el proyecto de recrecido de andenes que se llevó a cabo este año en la estación de ferrocarril de la capital de la provincia. En Lugo la inversión fue de más de 800 mil euros, mientras que en las instalaciones ferroviarias de Monforte ascendió a 246.000 euros.


Asimismo, la UGT consideró que muchos pasajeros de los trenes de más longitud no se beneficiarán de las reformas, ya que la inversión final en el recrecido de los andenes es «muy pobre» para una estación de ferrocarril como la de Monforte, en la que además “no se hizo ninguna obra de envergadura en muchos años”. De hecho, según denuncia el sindicato, es la última de Galicia en la que se eleva el nivel de las zonas de embarque, por detrás de otras instalaciones ferroviarias y de apeaderos “en los que ni siquiera paran los trenes de viajeros”.


En el caso del primer andén, denuncia UGT, el recrecido ni siquiera se llevará a cabo en su totalidad, sino solo “en lo que ocupa la marquesina y unos quince metros más”. Esto implicará en las composiciones más largas, como el tren de Barcelona, que unos viajeros tengan fácil acceso y otros no, en función de la plaza que ocupen.


“Esperamos que se recapacite y sea posible rematar un poco mejor el adecentamiento de la estación ahora que estamos metidos en obras, para no tener que volver más tarde con otro parcheo”, advierte UGT.


Contra la privatización


Los trabajadores de la empresa pública Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe) se manifestaron este sábado en Madrid en rechazo a la privatización del sector. Los empleados buscan de esta manera manifestar su descontento por “la continua reducción de recursos mediante externalización y privatización de actividades, reducción de personal y paralización de la negociación colectiva, reanudada recientemente con lentitud y sin ánimo de cerrar acuerdos”, según un comunicado de prensa.


La protesta dio comienzo a las 11 en la Plaza de Cuzco, donde se sitúa la sede del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), y terminó en el Ministerio de Fomento, donde se leyó un manifiesto en defensa del ferrocarril público y de la creación de empleo.


“No nos han dejado otra alternativa desde las empresas ferroviarias, ya que a nuestras propuestas de diálogo y de moratorias en las privatizaciones, se responde continuamente con nuevas privatizaciones y planes de reducción de personal”, ha explicado el general del Sector Ferroviario del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), Manuel Mª Nicolás Taguas.


Además de esta marcha, los trabajadores han convocado huelgas parciales todos los viernes desde el 18 de septiembre hasta el 23 de octubre en horarios de 0 a 2, 13 a 15 y 20 a 22 horas. Estas huelgas podrían prolongarse en caso de no vislumbrar alguna solución al proceso emprendido por el Gobierno liderado por Mariano Rajoy.