“En estado de Alerta”
“Los Corte de Vía vienen dándose a lo largo de los últimos años, en diferentes oportunidades y lugares donde hay puntos de carga”.
El gremio ferroviario La Fraternidad difundió el jueves último un comunicado en el que anunció que se ha declarado “en estado de alerta” porque peligran las fuentes laborales del sector, y apuntó que ello es consecuencia directa de la medida de fuerza que ejecuta un grupo de camioneros frente a la planta local de la cerealera Cargill. En diálogo con infopico.com algunos afiliados y directivos del sindicato que agrupa a los conductores de locomotoras hicieron notar el evidente conflicto de intereses entre el transporte automotor y los operativos de carga del ferrocarril.


“Como en reiteradas oportunidades en los últimos tiempos, ésta vez en la ciudad de Gral. Pico La Pampa, la MAFIA de los camiones corta vías impidiendo el ingreso y salida de los trenes cerealeros, para presionar a los molinos en cargar en camiones y no en tren que es mas económico. Este método de coerción que violenta el derecho al trabajo de los ferroviarios debe ser evitado por la justicia”, afirma uno de los párrafos del comunicado mencionado.

Luego añade que “si la justicia argentina avala el método de cortar las vías a los camiones como método comercial para conseguir fletes, estaría habilitando a los ferroviarios a cortar rutas e ingresos a los puertos como método de lucha laboral para recuperar trenes con la lechería, el ganado en pie, la fruta y las hortalizas que eran fletes ferroviarios hasta el Plan Larkin que beneficio al modo automotor y desmanteló los ferrocarriles. Claro está que los ferroviarios sabemos que es un delito, pero esa conducta no es considerada como tal por las autoridades cuando actúan las mafias de los camiones”, remarcaron otra vez.

Finalmente apuntaron en el documento de prensa que “el Poder Ejecutivo debe garantizar nuestro derecho al trabajo y el Poder Judicial debe actuar para garantizar hacer efectivo el Estado de Derecho”.

“Nuestro gremio tiene120 años de historia, suficientes para determinar con claridad qué es una medida de acción directa para defender a los trabajadores, y qué es un delito”, dijo Carlos Obregón, miembro de la Comisión de Reclamos de los trabajadores de Ferroexpreso Pampeano.

Aseguró que “esta situación viene dándose a lo largo de los últimos años, en diferentes oportunidades y lugares donde hay puntos de carga”.

Según ha constado el gremio de La Fraternidad “a partir del momento en que se inició el conflicto de los camioneros frente la planta de Cargill, la empresa dejó de cargar en los trenes. Estamos preocupados. Nos gustaría que se solucione de buena forma, sin que peligre la estabilidad laboral de los empleados ferroviarios”, advirtió el gremialista.