La UOM bendice a Héctor Daer para nueva CGT
El respaldo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) al dirigente de los "gordos" .
El metalúrgico Antonio Caló ungió a Héctor Daer (Sanidad) como candidato a sucederlo al frente de la CGT una vez reunificada, a partir de agosto próximo. El respaldo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) al dirigente de los "gordos" de los grandes gremios de servicios resultará clave en el tablero que esta semana comenzará a definirse con la realización del Comité Central Confederal este viernes, último paso administrativo antes de la fusión definitiva de las tres fracciones en las que está dividida la organización. La mayor controversia se prevé en torno del número dos de la futura CGT, un lugar en principio reservado a un aliado de Hugo Moyano.

Este mediodía, en la sede de Azopardo, se reunirán Daer, el panadero Abel Frutos (mano derecha de Moyano), Carlos Acuña (estaciones de servicio, número dos de Luis Barrionuevo en la CGT "Azul y Blanca") y el colectivero Mario Calegari para definir los aspectos formales del Confederal del viernes. La mayoría de los gremios involucrados en la reunificación pactaron valerse de los padrones de una elección de 2008, la última que reunió al grueso de las organizaciones relevantes. Entre el Confederal y el Congreso del 22 de agosto se abrirá un período de tironeos y negociaciones intersectoriales para establecer los nombres y la modalidad de la próxima jefatura de la principal central obrera de la Argentina.

La postulación de Daer, en esa línea, cobró más fuerza en las últimas semanas. Un impulso decisivo se lo dio la última reunión del Consejo Directivo de la UOM, el 17 de mayo, en donde Caló les transmitió a sus pares su intención de bendecir al gremialista de Sanidad. La conducción del sindicato metalúrgico avaló la propuesta.

En el conteo de voluntades los impulsores de Daer le asignan mayoría. Sólo por el sector de los "gordos" cuenta a su favor con su propio gremio, que encabeza Carlos West Ocampo, y con el de Comercio, de Armando Cavalieri, el de mayor número de afiliados en la Argentina. También suma adhesiones en la Confederación de la Alimentación (Casia), en donde milita el hermano mayor del dirigente, Rodolfo Daer, quien fuera por ocho años secretario general de la CGT "dialoguista" durante los años 90. Y ahora, con los congresales de la UOM, el gremio industrial más numeroso. La nominación del referente de Sanidad en Buenos Aires no tiene demasiados obstáculos. Uno de ellos es Barrionuevo, que no lo impugna pero pretende consagrar una conducción colegiada -eventualmente un triunvirato- con la participación de uno de sus leales en igualdad con Daer y un eventual postulante del sector de Moyano.

Otro inconveniente es la interna no resuelta en la propia CGT del camionero, entre quienes quieren darle impulso a la postulación de Pablo Moyano -hijo mayor y número dos de Hugo en el gremio de los choferes- y los que se inclinan a favor del portuario Juan Carlos Schmid. En rigor, en ese sector impulsaban la continuidad del jefe de la familia pero la propia negativa de Hugo los decidió a buscar alternativas. No son ajenos a esa interna los otros sectores ("gordos" e "independientes") que prefieren a un negociador con historia en el movimiento obrero, como Schmid, al hijo de Moyano, a quien visualizan como intransigente y carente de cintura política para un cargo que requiere vínculo permanente con el poder de turno. La única discrepancia se verá con el proceso de unidad la representa el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que orienta el taxista Omar Viviani. Desde ese espacio, ayer Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) sostuvo en radio Del Plata que previo a la reunificación de la CGT el gremialismo peronista debe encarar un debate. La postura del MASA es reclamar un programa a los negociadores de la unidad antes de debatir los nombres para la futura conducción.


Por: Mariano Martín