Un descarrilamiento causó más de 100 heridos en Nueva York
El incidente fue en hora pico al llegar a la estación de Atlantic Terminal
Un descarrilamiento causó más de 100 heridos en Nueva York 
El incidente fue en hora pico al llegar a la estación de Atlantic Terminal 

NUEVA YORK.- Una unidad del tren suburbano de Long Island Railroad, conocido por sus siglas LIRR, descarriló ayer en el distrito neoyorquino de Brooklyn al entrar en la estación Atlantic Terminal durante la hora de mayor flujo de pasajeros. De las 600 personas que viajaban en el tren, más de 100 resultaron heridas. "Estaba de pie cuando se escuchó un gran estruendo, entonces salí disparada hacia adelante y después hacia atrás", dijo una testigo a la cadena CBS2. Al parecer, la causa del choque fue el exceso de velocidad, y el maquinista fue diagnosticado con "apnea del sueño", un trastorno grave que obstruye o dificulta la respiración cuando alguien se duerme, lo que puede provocar somnolencia durante el día. El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, explicó en una conferencia de prensa en el lugar del accidente que el tren "no paró cuando debió hacerlo", lo que provocó que el primer vagón "chocara contra un muro" lateral al final de la estación y pasara "un par de metros" por encima de los topes de la vía. Temor a una explosión Testigos citados por medios locales indicaron que la unidad se acercó al final de la terminal "más rápido de lo normal". Además, otro protagonista declaró: "Empezó a salir humo, así que tratamos de bajar del tren tan rápido como pudimos, porque no sabíamos si iba a explotar". El presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, por sus siglas en inglés), Thomas F. Prendergast, señaló a los periodistas que los investigadores examinarán las llamadas cajas negras que registran la velocidad del tren para saber "dónde, cuándo y qué tipo de frenado tuvo lugar", así como la posición del acelerador. Prendergast agregó que se trata de "un accidente menor" y que la estación sufrió pequeños daños. Sin embargo, el incidente, que dejó severamente dañados los dos primeros vagones, es el segundo de gravedad del sistema de trenes de Nueva York en tres meses. A fines de septiembre pasado, un tren chocó en la terminal de Hoboken, Nueva Jersey, en un hecho que dejó un muerto y 114 lesionados. Cuomo dijo que el accidente de ayer fue menor en comparación con el de septiembre y que la peor lesión que se produjo por el evento fue una fractura en una pierna. El Long Island Railroad traslada a una media de 300.000 pasajeros por semana. Agencias DPA y AFP En esta nota:Nueva YorkLA NACIONEl Mund