La relación con los gremios . Cruces y tensión
Antes del paro, Macri habló de mafias y se cruzó con los sindicalistas
La relación con los gremios . Cruces y tensión
Antes del paro, Macri habló de mafias y se cruzó con los sindicalistas
El Presidente dijo que no se pueden aceptar “más comportamientos mafiosos” de los gremios, las empresas, la política y la Justicia. Para la CGT fue una frase “poco feliz”.

Saludo. Mauricio Macri le da la mano a Gerardo Martínez, de la UOCRA, ayer en el anuncio para el sector de la construcción. Lingieri, de Obras Sanitarias, con la cabeza baja

Martín Bravo mbravo@clarin.com

A la “emoción” le siguió de inmediato la postura desafiante. Fortalecido por las marchas de apoyo al Gobierno, Mauricio Macri endureció su discurso contra los gremios y el primer paro general en su gestión, este jueves.
El Presidente lo remarcó las tres veces que habló ayer, dos en actos oficiales y en una entrevista radial. En base a uno de los carteles que apare cieron el sábado en la Plaza de Mayo, Macri se comprometió a “combatir los comportamientos mafiosos” que señaló en los sindicatos y otros ámbitos.
También cuestionó la medida de fuerza: “No ayuda en nada a los
trabajadores”.
Las palabras del jefe de Estado provocaron la respuesta de referentes de la
CGT.
“Hubo un cartel que decía 'voté a Macri porque no quiero más mafias'.
Y tiene razón, no podemos aceptar más comportamientos mafiosos, que están en los sindicatos, las empresas, la política, la Justicia”, dijo Macri en un acto en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en el que presentó el Acuerdo Federal para la Construcción, uno de los convenios sectoriales con los que el Gobierno argumenta que las actividades más afectadas “están siendo atendidas” y que el paro responde a motivaciones “políticas” y a disputas de la
CGT.
“Por suerte son minoría, pero tenemos que combatirlos porque no podemos aceptar que nadie se crea el dueño de este país y con el derecho a poner palos en la rueda sistemáticamente.
Quiero decirles a los argentinos hoy, con más convicción que nunca, que voy a dar esa batalla y le vamos a sacar el poder a cada uno de esos mafiosos”, siguió Macri con su discurso, ante la presencia de Gerardo Martínez (UOCRA) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).
Del mismo modo que con la réplica al “sin colectivos ni choripán” de Macri sobre las marchas del sábado, uno de los más enérgicos fue el triunviro
Juan Carlos Schmid. “El Presidente ha estado involucrado en escándalos que salpican su gobierno y no han dejado claro el entramado de negocios detrás del Poder Ejecutivo”, aseguró el gremialista, que volvió a adelantar que el paro tendrá “una alta adhesión en el país” y rechazó como un “verso” la insistencia de los funcionarios en catalogar la medida y otras protestas como movidas “políticas” y de desestabilización cintra el Gobierno. Calificó las palabras de Macri como “una frase poco feliz y peligrosa”.
Macri decidió endurecer el discurso ayer por la mañana, luego de volver a repasar con su equipo lo que dejaron las marchas, un bálsamo para el Gobierno luego de la conflictividad social en aumento y las protestas de las últimas semanas. “Esto nos obliga a redoblar el esfuerzo, a tener más convicción que nunca de que la gente quiere un cambio”, dijo el Presidente, que luego insistió con el compromiso de “erradicar los comportamientos mafiosos" en la inauguración de un predio de Boca en Ezeiza -allí mencionó “al empresariado, el sindicalismo, la Justicia, la política” y agregó al fútbol- y en una entrevista con radio Mitre.
“Es algo que estuvo siempre en la intención de Macri, esta vez fue más contundente. La marcha es la expresión de lo que el votante pide, que nos ocupemos de resolver las cosas y eso incluye terminar con las mafias”, dijo a Clarín uno de sus asesores.
En su discurso en el Salón Blanco, Macri también dedicó un tramo a cuestionar el paro del jueves. “No ayuda en nada a los
trabajadores. Va a costar más de $15 mil millones que podríamos aplicar a más obras. Este primer trimestre, Gerardo, estamos batiendo el récord de la historia de la obra pública”, se dirigió el Presidente directamente a Martínez. Jorge Triaca -Trabajo- y Francisco Cabrera -Producción- recibirán hoy a gremios del sector textil y del calzado para avanzar con otros acuerdos. Para el jueves, Macri tiene previsto asistir a un foro del Instituto de Finanzas Internacionales, en un hotel céntrico.
A su vez, en la entrevista por radio, el jefe de Estado volvió a mostrarse “emocionado” por las marchas y las interpretó como un respaldo al rumbo del Gobierno: “Estamos haciendo lo que había que hacer, hay una rebelión como nunca antes en la Argentina a favor de esto”. También reforzó la idea de las motivaciones políticas detrás de las protestas. “Lo que más explica las movilizaciones es la búsqueda de desestabilizar”, aseguró, e incluyó a Cristina Kirchner aunque fue más allá: “Si fuera solamente ella no sería tan grave, hay mucha más gente que busca generar trabas permanentemente”.