"POR EL SENADO NO PASA"
Dúo Pichetto-CGT noquea la flexibilización de despidos que impulsa el Ejecutivo
"POR EL SENADO NO PASA", DISPARÓ EL JERARCA PJ. 
Dúo Pichetto-CGT noquea la flexibilización de despidos que impulsa el Ejecutivo 
MARIANO CASAL 
EL GOBIERNO BUSCA QUEBRARLE EL BLOQUE POR TARIFAS El legislador rionegrino recibió a la cúpula sindical. Aval al blanqueo laboral por ser “una herramienta para reducir el trabajo informal y que además permite fortalecer el sistema de seguridad social”. 

Las múltiples operaciones que el "ala política" de Casa Rosada -referenciada en el ministro del Interior, Rogelio Frigerio- realizó en los últimos días para romperle el bloque al jefe justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, y dar vuelta el debate sobre tarifas dio sus frutos, pero para peor. Anoche, el jerarca PJ recibió a la cúpula de la CGT y noquearon juntos la flexibilización de despidos que pretende el Ejecutivo en sus renovados proyectos de reforma laboral.

"Nos parece bien el blanqueo laboral ya que es una herramienta para reducir el trabajo informal y además permite fortalecer el sistema de seguridad social, pero rechazamos la modificación que quieren hacer del artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo. Esa modificación por el Senado no va a pasar", gatilló anoche Pichetto desde su despacho al referirse al régimen de despidos.

A su lado aparecieron Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), quienes por ahora conforman junto a Héctor Daer(Sanidad) el triunvirato gremial. También participaron Omar Maturano (Ferroviarios), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Jorge Sola (Seguros), quienes analizaron con el jefe del PJ en el Senado, además del blanqueo, la iniciativa sobre capacitación y la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET).

El último texto está relacionado con la regulación de procedimientos y servicios por fuera del Programa Médico Obligatorio (PMO), motivo de un descontrolado boom de juicios contra obras sociales y prepagas. La idea estuvo en la agenda del Gobierno desde que asumió Mauricio Macri: en 2016, Casa Rosada envió un proyecto que logró dictamen, pero nunca llegó al recinto; en 2017, estuvo dentro de la ahora vieja y dinamitada reforma laboral

La creación de la AGNET fue defendida en 2016 por el propio Lingeri, quien dejó claro ese año que la falta de una agencia de ese tipo "ha llevado a que la Justicia, vía amparos, imponga a las obras sociales tener que cubrir por fuera del PMO muchas tecnologías sin la evidencia de su utilidad". 

No obstante, el dictamen generó ruido en el otrora bloque Frente para la Victoria, hoy separado en PJ y cristichavismo. Incluso, desde el ultrakirchnerismo acusaron en ese entonces al Gobierno de querer "crear una agencia similar a la que funciona en Colombia, donde ahora está privatizado el 99,9% de la salud".

Tras el encuentro de ayer, Pichetto y los referentes de la CGT señalaron: "Conversamos sobre la difícil situación económica y social de la Argentina (...) La inflación y el gran impacto que tiene en el poder adquisitivo de los trabajadores".

De hecho, coincidieron en que el convite será "el primero de una serie de reuniones" que mantendrán "con el objetivo de continuar monitoreando la evolución de la situación social y económica del país y, sobre todo, su impacto negativo sobre el nivel de empleo".

Mientras tanto, el Gobierno continúa con la maquinaria política para "convencer" a gobernadores y fracturarle la bancada a Pichetto, quien sorteó duras críticas desde 2016 de parte del cristichavismo por negociar y acordar con el oficialismo iniciativas de sensibilidad institucional. Para la sesión de tarifas del 30-M, Cambiemos quiere agregar la ley que permitirá el cuádruple play (ver aparte), que inyectó un poco más de tensión ayer en el Senado.

Golpe por golpe. El “ala política” de Casa Rosada -referenciada en el ministro del Interior, Rogelio Frigerio- quiere romperle el bloque a Miguel Pichetto. El rionegrino devolvió un venenoso misil junto a la CGT.