Amplían la zona de seguridad por la cumbre y no habrá servicios de trenes y subtes
El Gobierno anunció ayer mayores limitaciones a la circulación durante el encuentro de los jefes de Estado; el extenso operativo de control contará con más de 22.000 efectivos
LA NACION | Política | Cumbre del G-20 
Amplían la zona de seguridad por la cumbre y no habrá servicios de trenes y subtes 
Daniel Gallo 
El Gobierno anunció ayer mayores limitaciones a la circulación durante el encuentro de los jefes de Estado; el extenso operativo de control contará con más de 22.000 efectivos 

21 de noviembre de 2018   Daniel Gallo El despliegue de seguridad dispuesto para la cumbre del G-20 será más extenso de lo previsto inicialmente. El viernes 30 y el sábado 1º no funcionará el subte ni prestarán servicios los ramales ferroviarios. En este último caso, tampoco circularán los trenes en el conurbano, según detallaron ayer funcionarios de la Nación y la Ciudad. Al informar sobre las medidas de protección a la cumbre, funcionarios nacionales y porteños detallaron ayer los perímetros que establecerán restricción de movimientos. Se amplió el área de protección alrededor del Teatro Colón , donde se hará la cena de gala la noche del viernes de la semana próxima. Esa zona abarca 230 manzanas y tanto los vecinos que viven allí como los que están en los demás perímetros restringidos tendrán limitados sus movimientos. El ministro de Transporte porteño, Juan José Méndez, aseguró que en los próximos días se visitará a los vecinos para informarles qué requisitos deberán cumplir para circular en esa zona. Habrá áreas vigiladas en Puerto Madero, Recoleta y Palermo, además de un frente de 12 kilómetros con eje en Costa Salguero, lugar del encuentro. Ese aumento del perímetro de protección alrededor del Teatro Colón tuvo que ver con el conocimiento que tuvo el Gobierno sobre una marcha que realizaría en la tarde del viernes 30 con epicentro en el Obelisco. Si esa manifestación llegara a esa posición, quienes protestan por la cumbre del G-20 estarían a solo un par de cuadras de los mandatarios . El esquema de seguridad en el predio de Costa Salguero, donde se realizarán las reuniones de jefes de Estado, tiene previsto mantener a los manifestantes a una distancia de un par de kilómetros, al menos, por lo que la zona de vigilancia para el evento en el mayor coliseo argentino se extendió a las calles Entre Ríos (con su continuación en Callao), Huergo, Córdoba, Suipacha, Santa Fe, Talcahuano y la avenida Independencia. "La seguridad es uno de los elementos preponderantes en un evento de este tipo, con la presencia de los mandatarios más relevantes del mundo. Será un dispositivo de seguridad potente, fuerte y adecuado al desafío ", dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , durante una conferencia de prensa realizada ayer en el CCK. En esa presentación oficial del plan de protección de la cumbre del G-20 participaron también el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich ; el coordinador de la Unidad Técnica G-20, Hernán Lombardi ; el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo , y su par de Transporte, Juan José Méndez. Lombardi, Bullrich y Dietrich dieron detalles del operativo por el G20 14:45 Video El operativo previsto forzará la cancelación de gran parte del transporte público. Esa paralización de servicios incluye a todas las líneas ferroviarias, cuyas formaciones no funcionarán ni en el conurbano ni en la ciudad de Buenos Aires. No circularán los servicios de las líneas Sarmiento, Roca (ninguno de sus ramales), Mitre (ninguno de sus ramales), Belgrano Norte, Belgrano Sur, Urquiza y San Martín. El Gobierno decretó feriado el viernes 30, medida que no incluye al conurbano, ya que los movimientos de los porteños se verán muy afectados. También estará cerrada la Terminal de Ómnibus de Retiro, cuyos servicios serán derivados a la terminal de Dellepiane. Se cancelaron, además, las salidas e ingreso de Buquebus durante esas dos jornadas de reunión de jefes de Estado. Tampoco se permitirá la actividad en la terminal de combis instalada en la avenida 9 de Julio. Y el recorrido del metrobús estará cerrado en esa avenida y en la zona del Bajo porteño. Los colectivos deberán adaptar sus recorridos para evitar el dispositivo de seguridad previsto para el G-20. En el conocido perímetro de 12 kilómetros que protegerá el predio de Costa Salguero se instalarán numerosos puestos antidisturbios de las fuerzas federales de seguridad. Más de 22.000 agentes federales, porteños y bonaerenses se integrarán en ese despliegue. En esa zona no hubo sorpresas en el anuncio del Gobierno, que deja a la avenida Figueroa Alcorta con libre circulación, pero con la presencia allí de puestos de seguridad exteriores a los anillos de protección especial. Figueroa Alcorta sí tendrá un corte el 1° de diciembre, entre las 6 y las 15, en la zona del Malba, donde se desarrollará una actividad reservada para las primeras damas y acompañantes de las delegaciones. Para compensar esos cortes se habilitará el uso las 24 horas de la doble mano en la Avenida del Libertador durante las dos jornadas de la cumbre. En cambio, estará cerrada la autopista Illia y tampoco se podrá circular en las avenidas Lugones y Cantilo, en todos los casos desde el jueves 29 del actual, a las 15. "El objetivo es que esta sea una reunión pacífica y tranquila", dijo Bullrich. Más allá del despliegue de unidades antitumultos en tres anillos alrededor de Costa Salguero, otras brigadas policiales se desplegarán en la ciudad para evitar incidentes en lugares alejados de las zonas con restricciones de circulación. "No vamos a permitir acciones violentas", anticipó Bullrich. Con la suspensión total del servicio ferroviario y del subte porteño se buscaría disminuir la posible presencia de manifestantes en las inmediaciones de la cumbre. Las autoridades intentan evitar las imágenes de violencia observadas el año pasado en Hamburgo. Por: Daniel Gallo Méndez y Dietrich, de Transporte; la ministra Bullrich; Lombardi, de la Unidad G-20, y Ocampo, de Seguridad Crédito: Fernando Massobrio