La Juventud Sindical se reunió con el Ministro de Trabajo de la Nación
Con énfasis en la unidad, el rol de los jóvenes dirigentes en la política y las nuevas perspectivas del trabajo, se desarrolló el conclave al que se calificó de “enriquecedor”.

En las oficinas de calle Alem, Claudio Moroni, Ministro de Trabajo de la Nación, recibió a la cúpula de la Juventud Sindical Peronista (JSP). Los jóvenes dirigentes fueron representados por su Secretario General, Sebastián Maturano; el Secretario de Organización, Sergio Ortiz (Comercio) y por Diego Sisto (ATSA), secretario gremial de la JSP.

Dicha reunión había sido solicitada semanas atrás por escrito.  

El conclave tuvo como ejes la unidad, el rol de los jóvenes dirigentes en la política y las nuevas perspectivas del trabajo. Además, se dialogó del fortalecimiento del modelo sindical, haciendo hincapié en la ampliación de las ramas de trabajo y sus respectivos convenios colectivos, donde el sindicalismo pretende tener un rol central.

El encuentro fue destacado como “enriquecedor” por parte de la Juventud Sindical Peronista (JSP) donde las muestras de apoyo hacia el Gobierno de Alberto Fernández son claras desde el minuto cero.

La JSP, promovió durante toda la campaña la candidatura del ex jefe de Gabinete y dió un contundente espaldarazo luego de la victoria conseguida en las urnas, con un histórico acto en Obras Sanitarias donde se presentaron más de 5000 afiliados de todo el país. No obstante, el pasado 1 de marzo, acompañó desde la plaza al presidente, en su discurso en la Asamblea Legislativa.


En tanto, una de las aristas de mayor importancia de la reunión con Moroni pasó por conseguir lugar en los espacios de poder del gobierno de Fernández.


El rol de los dirigentes gremiales en la política es un tema de agenda permanente para la JSP. En este sentido, dieron el presente este jueves en Ferro donde se llevó a cabo el Congreso Partidario del Partido Justicialista.


De puertas para adentro, la Juventud Sindical Peronista (JSP) conducida por Maturano, desarrolla un fuerte proceso basado en la unidad y la federalización de la organización, donde ya se consiguió la adhesión de más de 50 gremios de todo el país. La división de la organización por áreas, la adaptación a las nuevas metodologías de trabajo, el rol de la mujer y la capacitación de los jóvenes son parte de la impronta de la nueva camada de dirigentes gremiales. Asimismo, se destaca la voluntad de participación tanto en el plano político, como sindical, con el afán de tener voz en los espacios de toma de decisiones del gobierno nacional.

“Nosotros queremos ser parte. Los jóvenes tienen que ser protagonistas”, concluyeron desde la Juventud Sindical Peronista.