1ro de Mayo Día de los Trabajadores
El Secretariado Nacional de La Fraternidad saluda a todos los compañeros de nuestra Organización Sindical en el 133º Aniversario de la heroica gesta por la jornada laboral de ocho horas, que tuvo como protagonista central al recién organizado movimiento obrero del siglo XIX.
“Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”, era la consigna de los constituidos sindicatos que exigían la jornada laboral a partir del 1º de mayo de 1886, que ante la oposición de los capitalistas decidieron una huelga general.

La inminencia del paro hizo ceder a varias empresas, pero en la ciudad de Chicago ante la oposición de los empresarios, 200 mil trabajadores salieron a las calles en protestas que se extendieron por varios días. La represión fue salvaje y el primer día seis trabajadores fueron asesinados y decenas resultaron heridos y detenidos.

En medio de las revueltas una bomba lanzada por un desconocido mató a un policía, sus compañeros abrieron fuego hiriendo y deteniendo a cientos de trabajadores. Más de treinta fueron enjuiciados y de los ocho condenados en un proceso judicial fraguado, cinco murieron en la horca y otros tres fueron a prisión por años.

Aquellos sucesos trágicos dieron un nuevo impulso a la unidad de los sectores gremiales, posibilitando la constitución de nuevas organizaciones gremiales. La Fraternidad se organizó apenas un año después, y en la defensa de los legítimos intereses de los “maquinistas y fogoneros”, enfrentó con valentía a las empresas y a los gobiernos débiles o cómplices, en la aplicación de recetas económicas y sociales del capitalismo salvaje.

La Fraternidad ha mantenido inalterable el recuerdo de aquellos que resignaron sus propias vidas por la dignidad de los trabajadores, dispuestos a recorrer el camino de la libertad, la igualdad y la fraternidad entre todos los que trabajan, y para que esa memoria se trasmita a las nuevas generaciones.

Asumimos ese legado y lo mantenemos en situaciones como la actual, donde nuestros intereses profesionales y laborales se ven amenazados por un gobierno que no cede en sus pretensiones de avasallar al pueblo trabajador, con la aplicación de políticas de ajuste económico que son esencialmente antiargentinas y antilaborales.

No estamos dispuestos a ceder en nuestro protagonismo de trabajadores sindicalmente organizados en la defensa del salario y las condiciones de vida de la familia trabajadora, utilizando para ello todas las herramientas legales que proporciona la democracia, que siempre defendimos y defenderemos, y por la que luchamos denodadamente en su recuperación, en el convencimiento de que al defender y profundizar en nuestros derechos robustecemos aún más el proceso democrático argentino.

Nuestro Programa Gremial sostiene antes que nada la vigencia del Modelo Sindical Argentino que nos legara nuestro Conductor el general Juan Domingo Perón, lo defendemos con el mismo convencimiento que tuvieron los luchadores de Chicago, y al igual que ello no cederemos para que nuestros derechos sean reconocidos con independencia de cualquier gobierno.

También para concretar una verdadera Política de Estado con la sanción de una Ley Federal de Transporte Multimodal y la refundación del Modo Ferroviario, que nos permita integrar al país con el interior, sostener sus economías regionales y facilitar la circulación de bienes y personas, con mayor seguridad y con un costo logístico menor, generando nuevas oportunidades para todos los ciudadanos, y especialmente para los más jóvenes.

Reivindicamos la vigencia de todos los valientes que lucharon por los trabajadores, y honramos esa memoria exigiendo a todos los gobiernos que respeten y escuchen la voz responsable de las organizaciones gremiales, única garantía de freno a las pretensiones del capitalismo salvaje, y salvaguardas de última instancia del proceso democrático.

En la certeza  de que no es un día de descanso, que es un día de reflexión y compromiso para sostener aún más nuestra UNIDAD y ORGANIZACIÓN, el Secretariado Nacional de La Fraternidad hace propicia la oportunidad para estrechar a todos los compañeros y sus familias en un sincero y cordial abrazo fraternal.