Saludamos a la Gran Familia Fraternal
El Secretariado Nacional de La Fraternidad saluda a la querida Familia Fraternal, con renovados deseos de felicidad y prosperidad en las Fiestas de Navidad y Año Nuevo.
Nos dirigimos a nuestros compañeros y sus familias en un año que ha sido muy negativo para los trabajadores argentinos por la gestión de un gobierno que agredió intereses y conquistas, concretando un ajuste económico que afectó el empleo y redujo los salarios. La continuidad del inaceptable Impuesto al Trabajo junto con la inflación agravó todavía más la situación social y económica, acentuando el derrumbe de la economía argentina con más recesión y desocupación.

Los trabajadores decidimos enfrentar la política gubernamental que ha finalizado con el fracaso de la gestión presidencial, sostenida por el poder de la riqueza que convierte a la democracia en una simple fachada de esos intereses.

Como respuesta a este dramático escenario se impuso la Unidad del Peronismo para sostener la gobernabilidad y la paz social, que finalmente permitió el triunfo electoral de octubre y la elección para la presidencia de la Nación del compañero Alberto Fernández.

Asumió el nuevo gobierno con una situación gravísima de la economía nacional que nos obliga a ser solidarios, para derrotar el incierto futuro que nos aguarda si no acabamos con las políticas de ajuste y miseria.
   
Sin embargo el Secretariado Nacional ha cumplimentado los mandatos de la Asamblea General de Delegados, en las cuestiones vinculadas a nuestra actividad laboral, destacándose el trabajo realizado en las negociaciones paritarias para mantener el poder adquisitivo de nuestro salario y en las múltiples gestiones previsionales para mejorar la dramática situación económica de los  compañeros jubilados y las compañeras pensionadas.

Los logros convencionales y económicos obtenidos, están en contradicción con la difícil situación por la que atraviesa la industria ferroviaria, que las políticas del anterior gobierno agravaron y que el actual, recién asumido, deberá resolver en el tiempo.

Con esa finalidad manifestamos nuestra disposición a un diálogo constructivo con el nuevo Ministro de Transporte, trabajar en el diseño de una política ferroviaria de transporte que contemple el mediano y largo plazo, que se cumpla con un presupuesto aprobado por el Congreso Nacional y que establezca un plan de inversiones consistente.

Como respuesta de fondo a la crisis del Sistema de Transporte seguiremos bregando por la sanción de una Ley  Federal de Transporte Multimodal, que supere los problemas que atenazan la economía nacional: energético, infraestructura y transporte.

Muchos son los desafíos que tenemos por delante, y para afrontarlos es imprescindible para nuestra Organización su intervención junto a las demás organizaciones ferroviarias y los sindicatos del transporte en  la CATT, para que al bregar por la unidad de la CGT respondamos  con la fuerza de los trabajadores organizados, apelando a todos los mecanismos y procedimientos que la Constitución y la Democracia establecen.

Debemos seguir fortaleciéndonos institucionalmente, desarrollar con nuestro esfuerzo colectivo los proyectos que aporten a mejorar la calidad de vida de la Familia Fraternal, proteger adecuadamente la fuente laboral y comprometer a todos los compañeros para superar errores y desaciertos con mayor dedicación y responsabilidad.

Las dificultades del año que se inicia, y que se sostendrán por todo un periodo, las superaremos poniendo el acento en nuestra Unidad y Solidaridad, desarrollando nuestras enormes energías y deseos de una vida más digna y plena y sostener nuestro Ideario con la plena vigencia de la Justicia Social.

Con estas reflexiones, expresamos nuestros deseos para que en esta Nochebuena, Dios y la Virgen llenen nuestros hogares de bendiciones, y para que el Nuevo Año ilumine nuestras vidas brindándonos Salud, Paz, Trabajo, Democracia y Justicia Social.