Se trata de dos locomotoras cedidas por el organismo nacional para normalizar el funcionamiento del Tren Patagónico, entre Viedma y Bariloche.