El jueves por la tarde el tren carguero sufrió un descarrilamiento ocurrido en cercanías de la ciudad de Tafi Viejo perteneciente a la empresa Trenes Argentinos Cargas y Logística.

Duró sin inconvenientes 22 días. Este miércoles, se rompió el tren. El flamante interurbano tuvo un inconveniente en “la caja de arranque”, según se informó. Tuvo rasgos de papelón argentino: los pasajeros subieron, y tuvieron que bajarse. “No arranca”, les dijeron.

El servicio de trenes que cubre el trayecto Buenos Aires-La Pampa fue interrumpido a raíz de las intensas precipitaciones que anegaron sectores de vías del trazado, explicó la Operadora Nuevos Ferrocarriles Argentinos

El servicio ferroviario de la línea Sarmiento se encuentra paralizado desde la medianoche por una medida de fuerza que lleva adelante el gremio que conduce Rubén “Pollo” Sobrero en rechazo a la presencia de brigadas de seguridad en las formaciones.

Se analizará los alcances de la propuesta o de un Plan de Lucha en el Congreso a realizarse la semana entrante en Villa Carlos Paz, Córdoba.